Páginas vistas la semana pasada

Buscar este blog

29 de septiembre de 2011

Felicita tarde un cumpleaños y lo hace en otro idioma para quitarle yerro a la cosa

Lo Garrofer - Aspe PAULINO BRACAMONTE BRAVO, de 61 años de edad, no felicitó a su hermano Carlos por su cumpleaños el pasado 29 de septiembre a pesar de haberse acordado perfectamente durante todo el día. “Me vino a la cabeza nada más despertarme por la mañana”, comenta esta persona desde su residencia en Aspe. “Luego me lo recordó mi agenda electrónica y a la tarde me llamó mi tía por si se me había olvidado, ‘que llames a Carlitos’ ”, parafraseó el canaricultor. A pesar de la abundancia de oportunidades para haberse marcado un detalle con su hermano, a Bracamonte Bravo se le fue consumiendo el día. “Hice una llamada in extremis a las doce menos cuarto de la madrugada”, relata. “Pero colgué en seguida porque esas no son horas y ya lo dejé pasar puesto que, al fin y al cabo, felicitar con un día de retraso es perfectamente válido” Al día siguiente por la mañana, Bracamonte Bravo cogió el teléfono y llamó a Carlos sin titubear. “Happy birthday, brother”, le dijo en inglés como para quitarle yerro a la cosa. Afortunadamente todo fue rodado. El de Aspe aseguró a este periódico que, a mayores, la conversación transcurrió sin que su hermano expresase malestar alguno por el retraso. “Lo de felicitar en inglés o poniendo acentos raros funciona”, dijo satisfecho.